Acción guerrillera en Pertusa (16 de octubre de 1948)

 

Reseña en Mundo Obrero de la acción

    El 16 de octubre de 1948 el grupo guerrillero liderado por Narciso Vilellas llevó a cabo una acción en el pueblo oscense de Pertusa en la que murieron tres personas, miembros de la misma familia. Uno de los cuatro componentes de la partida era Román Sampériz Zamora, vecino del cercano pueblo de Barbuñales, y que conocía personalmente a los fallecidos.

    Una entrevista publicada en 2013 a José Ramón Ara Belloc, hijo y hermano de dos de los fallecidos aquel día, nos da más detalles sobre esta acción, así como de su contexto. José Ramón, en contra de la opinión del resto de su familia, combatió en el bando republicano y cayó prisionero en 1938, siendo llevado a un campo de concentración. Su padre intercedió para que fuera liberado:

“Mi padre, y mi familia estaban con los de Francisco Franco. Ya mi pueblo había sido “liberado” y mi padre fue nombrado alcalde del pueblo, él mandó los avales para sacarme del campo de prisioneros. Inmediatamente me meten a luchar con ellos en el Batallón de Burgos de soldados raso, y me llevan a la batalla del Ebro.

Mi hermano que se llamaba Pedro como mi padre, era falangista y también fue alcalde de mi pueblo, él ya estaba en la Novena División de Burgos, Tercera Bandera de la Legión.”

    El rencor en el pueblo hacia el hermano y el padre ya se había manifestado durante la guerra civil:

“Después de toda esa tragedia, yo tengo la desgracia de tener un hermano falangista que se llamaba Pedro como mi padre, él tenía mucha influencia en Huesca. Mi padre era bueno, mi madre era más dura. Mi padre prestaba dinero, porque tenía una “platica”, y eso era mal visto en aquellos tiempos. Durante la guerra a mi padre lo querían matar.”

     Los tres vecinos muertos en la acción guerrillera eran Pedro Ara Salillas, Ramón Ara Belloc (padre e hijo respectivamente) y Francisco Ara Savicente (en el expediente conservado en el Archivo Provincial de Huesca aparece como Sanvicente, sobrino de Pedro y, por tanto, primo de Ramón). La acción se produjo, tal como relata José Ramón en su entrevista, en una finca de la familia:

“En 1948 unos batallones de Francia entran a España a luchar contra Franco, como era lógico y natural. Se armaron unas guerrillas tremendas, era su misión atacar todo lo que fuera de Franco. Nosotros teníamos una finca. El 18 de octubre [la fecha es errónea, ya que según los certificados de defunción la acción se produjo el 16] , día de mi cumpleaños, mi padre, mi hermano y mi primo estaban en el campo. Habían ido a buscar un ganado y la guerrilla los agarró a los tres, la guerrilla quería matar al alcalde, al falangista, pero mi hermano Pedro no estaba con ellos, estaba en un bautizo. Mi padre en aquel momento les ofreció dinero, comida. No queremos nada contestaron, y mi padre levantó el brazo para despedirse, y en el momento se escuchó la ráfaga de tiros y los mataron a los tres.”

     En definitiva, resultaron muertos su primo, su padre y su hermano Ramón, pero no su hermano Pedro, que era el principal objetivo de la partida.

      Uno de los guerrilleros, Tomás Chacón, criticó duramente esta acción. En un informe suyo acusa a Román Sampériz de actuar movido simplemente por odios personales. En una descripción un tanto confusa afirma que uno de los objetivos era primo de Román:

“Lo que se hizo en Pertusa, fue exactamente lo mismo, porque hasta que punto llegaba la venganza de este tipo, que quería matar a su primo porque este no estaba de acuerdo con lo que hacía él, que quería comer sin trabajar y porque tenían un par de mulas en su casa. Esa noche, si en vez de 4 son 10, igual los mata a todos, sin mirar si hacía bien o mal. De los 4 que cogió estaba su primo, pero se le escapó de las manos, lo que dio lugar a que se corriera por todo el pueblo de que Román había matado a los 3 y que él se pudo escapar de las manos del asesino.

Esto, lejos de comentarlo bien, todo el mundo decía que era un crimen, porque había sido José [alias de Román Sampériz] el que lo había realizado. Esto nos da la prueba que no tenía más preocupación que aniquilar a todos los que no le querían dar trabajo porque no era capaz de ganárselo como hombre."

    Por otra parte, en un cable de la policía interceptado por los servicios de radioescucha del PCE se informa de esta acción, indicando que los tres fallecidos eran confidentes de las fuerzas de seguridad.

    Mundo Obrero, órgano del PCE, reseñó brevemente la acción guerrillera en su número del 4 de noviembre de 1948.

   Román Sampériz Zamora se instalaría en Francia, donde el 2 de octubre de 1954 sería detenido en su domicilio de la localidad de Caen (Calvados) debido a una orden de extradición del gobierno español que finalmente sería denegada, quedando en libertad pocas semanas más tarde. La orden venía motivada por un procedimiento judicial abierto en España y relacionado con las tres muertes de Pertusa. Algunos de sus familiares en España fueron represaliados por estos hechos. Todos estos datos se desprenden de la documentación perteneciente a Josep Ester i Borrás, secretario general en aquellas fechas de la Federación Española de Deportados e Internados Políticos (organización crítica con el PCE), conservada en el International Institute of Social History. 

Fuentes:

  • Entrevista a José Ramón Ara Belloc. El texto completo se puede consultar en: http://www.cronicasdelaemigracion.com/content/print/tristes-guerras-entrevista-aragones-venezuela-jose-ramon-ara-belloc/2013072621285452262 
  • Autobiografía de Tomás Chacón. AHPCE. Sección: Equipo de pasos. Informes sobre camaradas. Signatura: jacq. 27-28.
  • Información del cable de la policía consultada en www.cuandolosmaquis.com (documento original en AHPCE. Sección: Cables de la policía/partes de la guardia civil. Signatura: 37).  
  • Mundo Obrero (4 de noviembre de 1948): https://prensahistorica.mcu.es
  • Sampériz Zamora, Román. International Institute of Social History. José Ester Borrás papers. Inventory number 118. 
  • Miguel Samperiz Sanz, Patrocinio Zamora Tobeña y Camen Urbán Canudo, vecinos de Pertusa, padres y esposa del bandolero Román Samperiz Zamora acusado del asesinato de Pedro Ara Salillas, Ramón Ara Belloc y Francisco Ara Sanvicente, son detenidos. Archivo Provincial de Huesca. ES/AHPHU - G/00697/8186.

Comentarios